LA PARTE FUERTE DE LOS QUE NUNCA SE BAJAN DE LA MOTO.

LA PARTE FUERTE DE LOS MOTOCICLISTAS MÁS EXIGENTES.

La parte fuerte de los que disfrutan del viento en la cara.

La PARTE FUERTE DE LOS QUE TODAVÍA NO MANEJAN.